Cinco zonas del barrio de Triana que no te puedes perder

670 66 56 80
Cinco zonas del barrio de Triana que no te puedes perder

Hay muchas cosas que hacer y ver cuando vienes a hacer turismo y salir de tapas y pinchos en Triana. Probablemente, se trata del barrio sevillano con el ambiente más auténtico y típicamente andaluz de la capital.

Antes de salir a comer, por ejemplo, no debes desaprovechar la ocasión de ir a comprar al mercado de abastos. Allí, entre puestos de verdura y de pescado, caminarás sobre las antiguas ruinas del Castillo de San Jorge, que fue sede de la Inquisición entre los siglos XV y XVIII.

La calle Betis es otra de las partes más pintorescas del barrio y con mejor ambiente de tapas y pinchos en Triana tanto de día como de noche. Ir de bar en bar no es el único atractivo que ofrece. También puedes dar un impresionante paseo a lo largo del Guadalquivir, ya que la calle Betis transcurre paralela al río.

En la misma zona se encuentran otras calles igual de singulares: San Jacinto, Rodrigo de Triana o la calle Pureza. En esta última se erige la emblemática iglesia de Santa Ana, considerada la catedral de Triana, que cobra especial protagonismo durante la madrugá porque es la sede de la hermandad de la Esperanza de Triana.

El Centro Cerámico de Triana, en la antigua Fábrica de Santa Ana, se mantiene como vestigio del gremio de alfareros que, en otros tiempos, fue una de las actividades más notables del barrio. Alfareros y pescadores abandonarían con el tiempo el barrio para dar paso a la modernidad y esplendor de la zona.

Por último, el Puente de Isabel II, tesoro arquitectónico de Triana y Monumento Histórico Nacional desde 1976, una constante en cada paseo y recorrido por la capital hispalense.

Como ves, la pasión por nuestro barrio es parte inseparable del espíritu de Lola Cazerola, donde siempre estamos encantados de ofrecerte lo mejor del tapeo de Triana y Andalucía.

haz clic para copiar mailmail copiado